¿Qué colchón elegir?

El colchón es uno de los elementos más importantes a la hora de amueblar tu vivienda. Si quieres gozar de todas las comodidades en tu nuevo hogar en Madrid o Barcelona, el cuerpo necesita una superficie adecuada para poder recuperar energías en profundidad.

El colchón es uno de los elementos más importantes a la hora de amueblar tu vivienda. Si quieres gozar de todas las comodidades en tu nuevo hogar en Madrid o Barcelona, el cuerpo necesita una superficie adecuada para poder recuperar energías en profundidad. A continuación, te explicamos qué colchón elegir según tus necesidades.

¿Qué tener en cuenta al comprar un colchón?

Saber qué colchón elegir, en ocasiones, es complicado. Es por eso que lo más fundamental es saber identificar un colchón de calidad que se adapte a tus necesidades. La transpirabilidad es un factor crucial, sobre todo, si vives en una zona que tiende a tener temperaturas altas.

En estos casos, la elección más óptima es un colchón de muelles ensacados para favorecer la circulación del aire. No obstante, hay muchos otros factores a tener en cuenta que te explicamos a continuación.

¿Qué tiene que tener un buen colchón?

El mundo de los colchones avanza con mucha velocidad y, en la actualidad, puedes encontrar un sinfín de particularidades. Lo más importante, a la hora de escoger, es evitar superficies que puedan causar dolores lumbares. Para saber cómo elegir un buen colchón, te explicamos los factores más relevantes:

  • Túmbate sobre el colchón: Para saber cómo escoger un colchón de calidad, tienes que tumbarte sobre él. En ese momento, estira por completo las piernas y fíjate cómo recoge tu zona lumbar. Debes mirar si, al recostarte sobre el colchón, te puedes echar de manera natural. Si se forma un arco sobre él, no es el adecuado.
  • Comprueba la dureza: Si te estás preguntando qué tiene que tener un colchón para ser bueno, debes prestar atención a la dureza. Es crucial que encuentres un término medio: ni muy duro ni muy blando.
  • Analiza si vas a dormir solo o en pareja: Esto es un factor determinante porque si duermen dos personas sobre un colchón, todos tienen que estar a gusto. El colchón tiene que adaptarse a los requerimientos de los dos tanto en dureza como en tamaño.
  • Revisa la altura: Si estás pensando en cómo elegir un colchón bueno, resulta esencial que midas la altura de los que dormirán en el colchón para asegurarte de que tenga 10 centímetros de más. Esto es fundamental para poder dormir de forma cómoda y sin molestias.

Por último, para saber cómo elegir un buen colchón para la espalda, es necesario comprar uno basándote en tu postura al dormir. Si duermes bocarriba, necesitarás un colchón firme para que tu columna vertebral se mantenga alineada. Por el contrario, si duermes bocabajo, será obligatorio un colchón que se adapte a la forma de tus hombros para poder dormir más cómodo.

¿Qué tipo de colchón elegir?

Lo primero que debes tener en mente a la hora de escoger un colchón es que debe satisfacer tus necesidades. No debes decantarte por un colchón muy grande si es muy duro y duermes bocabajo. Tiene que cumplir con todas tus necesidades. Hoy en día, los tres tipos de colchones más utilizados son los siguientes:

  • Colchón de muelles: Este tipo de colchón es el más clásico y conocido. Está formado por un esqueleto de muelles y cada uno de ellos compone su propia capa de tela. Esto quiere decir que cada muelle cumple su función de manera independiente, por lo que permite más libertad de movimiento. Es una opción ideal para parejas con gran diferencia de peso.
  • Colchón viscoelástico: Si estás pensando cómo elegir un colchón viscoelástico, tienes que saber que se adapta a la curva del cuerpo, pero no se hunde al tumbarse. Destaca por disminuir los puntos de presión en las partes con más peso y son termoadaptables, por lo que se adaptan a la temperatura de la persona.
  • Colchón de látex: Este material proviene de la resina y es muy elástico. Se recomienda mucho en las camas con un somier articulado. Es conocido por adaptarse muy bien al contorno del cuerpo, sin dejar de ofrecer opciones viscoelásticas. Esto hace que sea un colchón adaptable y suele ser la mejor opción si buscas uno hipoalergénico.

¿Qué es mejor, un colchón duro o blando?

Un término medio entre dureza y blandura es lo que debe tener un buen colchón. Si está demasiado duro, podrías despertarte durante la noche al cambiar de postura. Sin embargo, si es demasiado blando, tu cuerpo tendrá que trabajar demasiado para mantener la columna alineada.

En definitiva, debes tener en cuenta los siguientes consejos para comprar un colchón:

  • No tiene que ser ni muy duro ni muy blando.
  • No debe tener hundimientos ni huecos porque producirá molestias a largo plazo.
  • Fíjate en que respete la curvatura natural de la columna.

Una vez tengas en cuenta todos estos factores, podrás elegir un colchón que cumpla tus necesidades de descanso.

Ahora ya conoces cómo elegir el colchón correcto para tu nueva vivienda. Si además, quieres conocer otros consejos para poner a punto tu hogar, consulta nuestro blog.