¿Qué tipos de cerraduras existen y cuáles son las más seguras?

En el mercado existen muchos tipos de cerraduras de puertas. Para escoger la más segura y adecuada para casa es imprescindible conocer las características de cada una de ellas.

Partes de una cerradura

Lo primero que debemos saber es que existen tipos muy variados y es posible que desconozcas algunos de ellos por su funcionamiento y apariencia; algunas se venden con todos los elementos necesarios para su instalación, mientras otras requieren comprarse por separado.

Casi todas las cerraduras están compuestas por los mismos elementos. Dependiendo del modelo, puede que varíen en tamaño y colocación, pero cumplen la misma función. Estas partes esenciales son:

  • Pestillo: Se acciona a través de una manilla. Es la pieza clave de una puerta, pues gracias al pestillo la puerta se mantiene cerrada cuando no se echa la llave.
  • Nueca: Es donde se encuentra un cuadradillo en el que se inserta la manilla de la puerta.
  • Alojamiento para el cilindro: Esta pieza depende del tamaño de la cerradura y el perfil de la misma, por lo que suele comprarse por separado.
  • Escudo: Esta pieza se coloca en la parte exterior de las puertas y se encarga de aportar un refuerzo de seguridad, pues con él se evita la extracción del cilindro.
  • Bulones de seguridad: De acuerdo al tipo de cerradura que se escoja, esta llevará más o menos cierres.
  • Cilindro o bombín: Estos pueden comprarse por separado, pues cuentan con distintos niveles de seguridad y protecciones para reforzar la misma.
  • Tornillo de fijación del cilindro: Esta pieza se monta en el canto de la puerta y debe ser de longitud suficiente para atravesar parte de la puerta y atornillar el cilindro.
  • Tornillos y cerradero: Son indispensables para colocar la cerradura. El cerradero se coloca en el marco de la puerta y es donde se encajan los bulones y el pestillo.

Tipos de cerraduras de seguridad

Multipunto

Dentro de los tipos de cerraduras para puertas, las multipunto son de las más seguras que puedes encontrar en el mercado; esto se debe a que cuenta con diversos puntos de anclaje. Las cerraduras multipunto se instalan fijadas en el marco de la puerta, lo que permite no pueda vulnerarse con sistemas de palancas.

Los anclajes se colocan en varios puntos, a distintas alturas de la puerta y son el tipo de cerradura más común para las puertas blindadas, acorazadas y para las de hogares que quieren el máximo de seguridad posible.

Cilíndricas

Dentro de los tipos de cerraduras para puertas, las cilíndricas o con perfil europeo son las más comunes para utilizar en la puerta principal de las casas. Estas cerraduras, como su nombre indica, cuentan con un sistema de cilindro que se activa cuando se utiliza la llave correcta y, los modelos recientes, incorporan un sistema antibumping; gracias a esto, los ladrones no pueden forzar las puertas.

Tubulares

Uno de los tipos de cerraduras para puertas de madera más comunes son las tubulares. En concreto, estas se utilizan para las puertas de las habitaciones o baños. Son cerraduras poco seguras, pues pueden forzarse fácilmente.

Cerraduras de sobreponer

Este tipo de cerraduras son muy utilizadas en las puertas de entrada de una vivienda. Se instalan en el interior, lo que hace que buena parte de la cerradura quede expuesta al exterior; esto facilita que pueda forzarse con el sistema de palancas. Sin embargo, para hacerla más segura, es posible combinarla con otras que la refuercen.

Empotradas

Estas cerraduras son de las más utilizadas para las puertas de casa, pues se colocan empotradas en las puertas y solo permiten que se vea la hendidura en la que ha de insertarse la llave. Gracias a su versatilidad, estas cerraduras, llamadas también embutidas, pueden colocarse en puertas de madera, pero también en las metálicas. Para añadir mayor seguridad es posible combinarlas con otros métodos, como la cerradura antibumping.

Cerradura digital

Uno de los tipos de cerraduras para puertas de garaje más habitual es la digital; aunque también es posible encontrar estas cerraduras en los hoteles, lugares públicos y oficinas. Para poder abrir las puertas es necesario contar con claves (numéricas), huellas dactilares o tarjetas.

Además, estas cerraduras son tan seguras que se bloquean cuando se les intenta vulnerar. Es poco frecuente que la cerradura electrónica se utilice en la puerta de casa, pero se espera que en el futuro se incluyan más para proteger la puerta principal de las viviendas.

Invisible

Te sorprenderá saber que también existen cerraduras invisibles y que, además, son de las más nuevas y seguras de hoy en día. Estas cerraduras funcionan utilizando un mando a distancia y se pueden combinar con cerraduras de cilindro.

Cerraduras de gorjas

Las de gorjas eran las cerraduras más usadas hasta que las de cilindro comenzaron a popularizarse. Las cerraduras de gorjas, que se abren con una llave que tiene un tubo y un diente al final, son manipulables fácilmente. Para aportar mayor seguridad es aconsejable combinarlas con métodos antibumping o con un cerrojo.

En Habitat Inmobiliaria nos preocupa tu comodidad dentro del hogar. Por eso, una de nuestras labores es proporcionarte consejos sobre la seguridad dentro de la misma e informarte de todas las promociones de las que disponemos para que nunca dejes de buscar la casa que se acomode mejor a tus necesidades actuales.