Ventajas de vivir a las afueras de Madrid

Cuando te planteas alquilar una vivienda, o comprar una casa, una de las primeras cosas que debes pensar es la zona en la que quieres vivir.

Debes sopesar tus opciones durante todo el tiempo que necesites, valorando los beneficios e inconvenientes de las diferentes posibilidades.

Es una decisión muy importante, y va a determinar, en gran medida, el nivel de bienestar y calidad de vida que tendrás. En el caso de la capital, puede que te preguntes por qué vivir fuera de Madrid es una alternativa elegida cada vez por más personas. La respuesta es sencilla: los beneficios son muchos y el estilo de vida actual hace que se valoren aún más.

Posiblemente, hayas considerado en alguna ocasión esta opción. Como sabrás, existen diversas ventajas, pero es normal que también valores otros aspectos que pueden hacerte dudar. Para tenerlo claro, es importante conocer los beneficios más importantes que tiene vivir a las afueras de Madrid.

Vivir a las afueras de Madrid: ventajas y beneficios

La población que se decanta por alejarse de los núcleos urbanos de las grandes ciudades y decide mudarse a las afueras sigue en aumento, y no es casualidad.

Precios más económicos

Las viviendas experimentan una bajada en sus precios a medida que nos alejamos del centro. Podemos encontrar diversas zonas, relativamente cercanas con promociones de nueva construcción con un valor económico más asequible que en la capital. Además, vivir a las afueras de Madrid resulta más beneficioso para nuestro bolsillo en el día a día.

Contacto con la naturaleza

En las afueras de Madrid, se puede disfrutar de la naturaleza. El campo y las montañas permiten tener mayor contacto y disfrutar del mundo natural. Asimismo, puedes hacer deporte al aire libre, correr sin gente que abarrota las calles y respirar aire de mayor calidad.

Menor nivel de estrés

El transporte público abarrotado en hora punta, los atascos, los centros comerciales llenos de gente, los bares sin mesas o las prisas, son algunos de los factores que generan estrés en los habitantes de Madrid. A muchas personas les resulta llamativo que, en esta ciudad, siempre se tiene prisa y se va corriendo a todos lados. Alejarnos de estos factores y reducir los niveles de estrés, repercute en salud y mayor calidad de vida.

Mayor calidad del aire

No es ningún secreto que los niveles de contaminación del aire de Madrid son elevados. La gran cantidad de emisiones diarias de CO2 dan lugar a un aire de peor calidad. De hecho, no es poco habitual que se superen los parámetros recomendados y se active el protocolo anticontaminación, que incluye diferentes medidas como reducir el número de vehículos en circulación o la velocidad de los coches en el núcleo urbano. Por lo tanto, vivir a las afueras de Madrid, es un modo de alejarte de la contaminación y cuidar tus pulmones.

Mayor espacio individual

Posiblemente, en algún momento te apetezca despejarte, dar un paseo en solitario, o ir a algún lugar tranquilo alejado de la gente. Esto, en Madrid, se vuelve casi misión imposible. Sin embargo, en las afueras puedes pasear libremente por el campo sin nadie para que te moleste. Opciones como la de la promoción de Habitat Villalba, permiten disfrutar además de piscina y otros recursos que en plena capital no son viables.

Mejor ambiente para los niños

Vivir a las afueras de Madrid permite que los pequeños puedan crecer rodeados de naturaleza, en un entorno con mayor seguridad, y donde prácticamente todos los vecinos se conocen. Todo ello da lugar a un espacio más idóneo para el desarrollo de los hijos. Además, gracias a la disponibilidad de espacio muchas casas y urbanizaciones de chalets cuentan con zonas recreativas para niños, como los de Habitat Jardines de Rivas o Habitat Jardines de Velilla.

Mejor calidad de vida

Son muchas las ventajas que encontramos a vivir a las afueras de Madrid. Optar por una vivienda alejada del centro mejora la calidad de vida en diversos aspectos, ya que puedes disfrutar de la naturaleza, del silencio, de la tranquilidad y de muchas ventajas más. Todo ello, sin renunciar a las posibilidades que ofrece la capital, ya que, si queremos ir al centro, estamos a tan solo un paso.

Así, disfrutar de las  diferentes opciones que ofrece la capital pero también de la tranquilidad, la naturaleza y un ritmo de vida relajado es posible gracias a vivir en un  hogar a las afueras de Madrid.