• Tu hogar, nuestro mejor proyecto

Síguenos
Las casas de películas más increíbles y famosas
Mansión "Solo en casa"

Las casas de películas más increíbles y famosas

¿Alguna vez has soñado con visitar las casas de tus películas favoritas y sentirte el protagonista de una historia de cine? Algunas de estas icónicas construcciones, que han aparecido en grandes éxitos de taquilla, pueden visitarse e, incluso, puedes quedarte a vivir en ellas. Estas casas han aparecido en películas de todo tipo: comedia, drama, acción, aventura, ciencia ficción, terror… Y, sin duda, permanecen en el imaginario colectivo del público no solo por su arquitectura y su diseño, sino por ser el escenario y a veces las protagonistas de grandes historias.

La casa de Solo en casa (Chris Columbus, 1990)

Una de las películas más queridas de la década de los 90 es “Solo en casa”, con Macaulay Culkin en el papel de Kevin McCallister, un niño que se queda solo en casa y debe enfrentarse a dos peligrosos ladrones que intentan entrar en su hogar. Kevin debe de utilizar todo su ingenio y múltiples artimañas para lograr defender su hogar y deshacerse de este par de delincuentes.

La casa en cuestión permanece en nuestra memoria no solo por las hazañas de su protagonista, sino por la arquitectura y diseño de la misma. La construcción escogida por el director Chris Columbus es de estilo clásico-georgiano y cuenta con tres plantas, cuatro dormitorios y una suite principal excepcional. “Solo en casa” es un clásico navideño y Chris Columbus quería precisamente que el público se sintiera identificado, así que la película nos traslada por todas las habitaciones de la casa, perfectamente decorada para Navidad y, por supuesto, muy acogedora.

La vivienda, de 395 m², se encuentra en Chicago (Illinois) en Lincoln Avenue, y ha sido reformada con el propósito de modernizarla. Se vendió en 2012 por 1,3 millones de euros y destacan en su fachada las puertas y ventanas con cuarterones que permiten aprovechar toda la luz natural en la vivienda. 

 

El Gran Gatsby (Baz Luhrmann, 2013)

Baz Luhrmann se caracteriza por sus producciones llenas de lujo, excentricidad y mucha opulencia. En “El Gran Gatsby”, Luhrmann nos transporta a una magnífica casa en Long Island (Nueva York) y que se construyó a principios del siglo XX.

Se trata de un palacete de estilo colonial, dotado de casi 4.500 m² con 18 habitaciones, salón de peluquería, bodega y sala de degustación. Los exteriores tienen más de 310.000 m² y cuentan con jardines de estilo inglés-japonés, con elementos Art Nouveau, piscina con solarium, pista de tenis, fuentes y estanques con carpas y hasta un muelle para yates.

El precio de la propiedad ronda los 85.000.000 de euros. Por sus magníficas instalaciones estuvo Leonardo Dicaprio encarnando a uno de los personajes más icónicos de la literatura americana, concebido por Scott Fitzgerald. La producción se alzó con dos Premios Oscar, a diseño de vestuario y producción en 2014.

 

 

 

 

El precio del poder (Brian De Palma, 1983)

En Santa Bárbara (California), se encuentra la finca “El Fureidis”. Esta mansión de película de cuatro hectáreas apareció en el film de gángsters “El precio del poder”, protagonizada por Al Pacino en la piel de Tony Montana. La espectacular  de más de 900 m² cuenta con unas impresionantes vistas del océano Pacífico, cuatro dormitorios, nueve baños, piscina y múltiples fuentes dispersas por la propiedad. Además, “El Fureidis” tiene bar, terraza con solárium, spa y casa para invitados.

La arquitectura de esta mansión es de estilo español barroco y neomudéjar y fue construida en 1906 por el arquitecto estadounidense Bertram Grosvenor Goodhue. La propiedad podía alquilarse en 2012 por 21.800 al mes, y finalmente fue puesta en venta  .

Si buscas la casa ideal para vivir, descubre la promoción Jardines de Velilla de Habitat Inmobiliaria, y disfruta de piscina, jardín y terraza a un paso de Madrid.

El Gran Lebowski (Ethan Jesse Coen y Joel David Coen, 1998)

La mansión en la que se grabó “El Gran Lebowski”, de los hermanos Coen, pertenece al multimillonario James Goldstein y ha sido donada al Museo de Arte de Los Ángeles, que tomará propiedad de la vivienda a la muerte de Goldstein. Esta propiedad que fue donada al Museo de Arte de Los Ángeles con el objetivo de utilizarla para recaudar fondos y como foro de conferencias y herramienta educativa para futuros arquitectos, está valorada en unos  y su diseño está pensado para atraer al visitante desde afuera hacia adentro.

Cuenta con múltiples habitaciones que se vinculan a través de pasarelas externas, algunas de las cuales cruzan un estanque, y fue diseñada en 1963 por John Lautner. Además de en “El Gran Lebowski”, esta magnífica propiedad ha aparecido en “Los Ángeles de Charlie”.

Los hombres que no amaban a las mujeres (David Fincher, 2011)

En Villa Överby, Estocolmo, se encuentra la magnífica propiedad en la que David Fincher grabó “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Esta casa se localiza en la cima de una meseta y, gracias a sus amplias cristaleras, se pueden disfrutar de las vistas de la bahía. La propiedad fue diseñada por el estudio John Robert Nilsson Arkitektkontor.

La casa de “Los hombres que no amaban a las mujeres” está dividida en dos partes: un área social que incluye el salón, el comedor y la cocina que se erigen en un espacio abierto. El área privada se forma por un espacio de almacenamiento, los baños y dormitorios totalmente aislados de la otra zona, pero que están abiertos a la naturaleza gracias a sus amplias cristaleras. La arquitectura de esta propiedad se caracteriza por su piedra caliza de Gotland, la madera de fresno y su aspecto minimalista que contrasta considerablemente con la naturaleza que la rodea.

Cuando menos te lo esperas (Nancy Meyers, 2004)

En 2004, Diane Keaton protagonizó una comedia única junto a Jack Nicholson y Keanu Reeves. Si hay algo que destacó en la película fue la maravillosa propiedad en la que se desarrolló la trama. Se trata de una magnífica vivienda en Los Hamptons (Nueva York), con una escalera que conduce a una playa privada.

Los fabulosos decorados de la película estuvieron a cargo del interiorista James Rodin, que transformó esta propiedad en la envidia del público. Con múltiples dormitorios, baños, una cocina abierta y un salón espléndido, lo que más atraía de esta vivienda era la habitación de la protagonista para escribir.De Vere, Harry Potter 

Harry Potter y las reliquias de la muerte, parte I (David Yates, 2010)

La saga cinematográfica de Harry Potter tuvo cuatro directores diferentes a lo largo de sus ocho películas y también se rodó en múltiples escenarios. Uno de los sitios más emblemáticos y que apareció de forma dosificada durante la mayoría de las películas (siendo la séptima entrega donde apareció en todo su esplendor), es De Vere House.

En Lavenham, uno de los pueblos medievales mejor conservados de Gran Bretaña y en medio de la campiña de Suffolk, se encuentra De Vere House. En la saga a este pequeño pueblo se le conoce como Godric 's Hollow y lo más destacado es esta fantástica casa del Siglo XIV que ha sido parcialmente demolida y reconstruida de nuevo en 1929. En la saga, cobra mayor protagonismo por pertenecer a los  de   hasta su muerte, y ser el escenario de la fatídica noche en la que Harry adquirió su característica cicatriz en forma de rayo en el intento de Voldemort de acabar con su vida.

Actualmente, De Vere House se encuentra en el portal de Airbnb y puedes alojarte allí por días.  con una escalera de caracol de piedra, dos dormitorios, baños, comedor principal y una característica  con pinturas medievales y puerta de roble tallada a mano, que hará las delicias de los amantes de la saga escrita por J.K. Rowling. 

 

 

 





Departamento de prensa

Si eres periodista y quieres saber más sobre la compañía, nuestro departamento atenderá todas tus dudas y peticiones.





900 100 420

Videollamada